Esgrima Histórica

La práctica de la Esgrima Histórica llevada a cabo por la Sala de Armas Carranza, siguiendo la filosofía de la Asociación Española de Esgrima Antigua, está orientada al manejo de la espada como actividad marcial y no como deporte; reviviendo la actividad y adaptándola a la realidad actual.

Para ello, se parte de los antiguos manuales de esgrima que se conservan y se complementan estos con la experiencia práctica desarrollada; empleando armas negras (sin filo y de punta roma) de acero como simuladores de combate, que reproducen la forma, pesos y distribución de masas de los originales conservados.

Para garantizar la seguridad y minimizar en la medida de lo posible cualquier incidente es imprescindible la observancia de una serie de normas. No hay justificación para poner en riesgo la integridad física de ningún participante; por lo que en este sentido la seguridad se articula alrededor de tres principios:

  • Control por parte del esgrimista de sus acciones, dentro y fuera del asalto.
  • Respeto al compañero, sea o no un adversario en ese momento.
  • Protecciones adecuadas a cada tipo de arma.

La panoplia de armas manejadas en la Sala de Armas Carranza se compone de:

  • Espada ropera: es el arma emblemática de Europa occidental en los siglos XVI y XVII, alcanzando incluso el siglo XVIII, y sus dos grandes escuelas fueron la española y la italiana. Esta tipología de espada es la que reúne a su alrededor un mayor número de tratados y escritos de esgrima de todas las naciones.

  • Espada larga: también conocida como espada de mano y media, es un arma característica del siglo XV. Los manuales de esgrima sobre las técnicas de manejo de éste arma que han llegado hasta nuestros días en mayor número son los procedentes de Alemania e Italia.

  • Espada medieval con broquel: el broquel, pequeño escudo de uso civil, fue un arma muy común en toda Europa a lo largo de los siglos XIV, XV, XVI e incluso XVII. El tratado de esgrima más antiguo conocido versa sobre la espada medieval con broquel, es el códice I-33 que se encuentra en la Armería Real de Leeds. También se conservan fuentes para su uso en tratados de esgrima italianos y alemanes. En la escuela española entra dentro de las “armas dobles”.

  • Espada ropera con daga: el empleo conjunto de la ropera y la daga en el siglo XVII fue la más importante de las “armas dobles” es decir la combinación de armas más en uso en ese momento histórico, dando lugar a un estilo característico de la tradición esgrimística mediterránea y española de dicho siglo.